miércoles, 1 de octubre de 2008

una mañana de mierda



Bueno pues al final la mañana ha ido genial.
Nos hemos juntado unos cuantos, hemos conseguido un buen montón de estiércol para abonar nuestra preciosa huerta y encima nos lo hemos pasado de miedo.
Se han apuntado nuestros compañeros de la huerta de Sámara y hemos cargado 80 sacos de estiércol de oveja en la furgoneta que nuestro buen amigo Pupe ha aportado.
40 sacos para Sámara y otros tantos para el huerto de Fuente Fría.
Algunos, los novatos en ésto, nos hemos dado cuenta de que el buen estiércol no huele tanto y no ha sido tan asqueroso como imaginábamos, así que habrá que repetir esta tarea, no cuesta mucho y luego seguro que nuestras hortalizas nos lo agradecen.

3 comentarios:

Susana dijo...

Al final os habéis juntado unos cuantos, pensé que sólo unos pocos estábais dispuestos a iros a la mierda, esto que si que es buena disposición, seguro que la huerta la agradece, así que !!!!!viva la mierda!!!!!!

Alfonso dijo...

Es mejor que no la dejemos en los sacos, porque podría fermentar. Mejor en un montón al aire ¿No?

Manolo Malinche dijo...

Pero cuánta mierda junta, por favor. Os deseo mucha ierda, como los artistas, que es lo que sois vosotros, unos artistazos de la huerta. Un poquito más y os meten en la cárcel por lo que veo...
Os añoro, pronto nos vemos... besos a las sámaras, a las cigueñas negras y a los ocupas hortelanos.